Esta semana hemos hablado con Victoria, una de las diseñadoras gráficas de MATCH MODE, para que nos contara más sobre la tipografía y su importancia para una marca de moda. En esta pequeña entrevista vemos por qué es esencial tener una tipografía bien elegida, qué transmite y cuáles son algunas de las más populares entre las marcas.

 

¿Qué aporta tener una buena tipografía a la imagen de una marca?

¿Es muy importante?

Que la tipografía de nuestra marca haya sido correctamente elegida es fundamental para reforzar el mensaje que queremos transmitir y hacer que perdure en la mente de nuestro cliente.

No es casualidad, por ejemplo, que en el logotipo de Chanel se utilice una tipografía de palo seco. Se eligió de carácter minimalista en un momento donde las tipografías de este tipo no estaban en auge aún. La tipografía tenía que ir acorde con el carácter transgresor de la marca en ese tiempo, opuesto a todo el ornamento de la época. Muchas marcas de moda emplean la tipografía como único elemento en su logotipo, por lo que su uso determina cómo la marca es percibida.

La tipografía puede transmitirnos todo tipo de sensaciones que fomentan crear un concepto o idea de lo que una marca representa, por lo que nos identificamos con unas y no tenemos afinidad por otras. Todo este proceso asociativo es, por lo general, inconsciente para la mayoría de los consumidores, pero existe en cada elección.

¿Qué debe tenerse en cuenta a la hora de elegir una tipografía?

Deben tenerse en cuenta diversos factores. Es imprescindible tener claro el mensaje que se quiere transmitir, ya que la tipografía es un medio de expresión. Será importante conocer la historia de la misma, para qué usos fue pensada y captar como es reconocida socialmente en el contexto que la vayamos a utilizar. También verificar que sea funcional a nuestro propósito, por ejemplo: si uno de nuestros requisitos es la buena legibilidad en un cuerpo de texto, utilizaremos determinada tipografía y emplearemos otra para el titular, que tiene una finalidad distinta. Según el mensaje que queramos transmitir podemos elegir, utilizar o crear una tipografía más neutra o una más experimental.

Cuando elegimos es útil saber que cuanto más amplia sea una familia tipográfica, más posibilidades nos brindará, porque las variaciones de peso ya nos dan más oportunidades de modificar nuestro mensaje.

¿Hay alguna tipografía característica que se use? ¿Y alguna de una marca específica?

Una de las tipografías más utilizadas por diferentes marcas en la segunda mitad del siglo XX es la Helvética. Marcas de tecnología, automóviles, alimentación, grupos musicales, etc. la han elegido para su identidad corporativa. En marcas de moda la podemos ver por ejemplo en el logo de Saint Laurent, American Apparel, Comme des Garçons o Fendi.

El uso de la Helvética ha sido masivo desde su creación por su carácter neutro, su facilidad de adaptarse a cualquier contexto, su disponibilidad en numerosos pesos y su amplia escalabilidad. Sin embargo, tanto uso también ha generado controversias en torno a ella y algunos la consideran “sin personalidad”. Por ejemplo, el diseñador Erik Spiekermann la califica de estándar y de no contribuir al individualismo de una identidad.

Otra tipografía muy utilizada por marcas es la Futura, que tiene un estilo geométrico diferente al de Helvética. En marcas de moda la podemos ver en Nike en su versión Extra Bold Condensed Oblique, en Supreme en su versión Heavy Oblique o en el logotipo de Louis Vuitton en su versión Book.

Últimamente diversas marcas han optado crear sus propias familias tipográficas para diferenciarse y reforzar su identidad. Además, abarata costos en el uso de licencias. Lo han hecho Airbnb, Netflix o IBM, por ejemplo.

 

Aunque ya se sabe que ninguna parte del diseño gráfico es dispensable, no podemos olvidarnos de que todos los detalles son importantes. Cuando estamos estableciendo nuestra imagen de marca todo comunica, y no podemos dejar ningún detalle al azar. No dejes de lado la tipografía, ten en cuenta estos consejos y úsalos para mejorar tu marca un poco más.

Deja una respuesta