Así funciona una campaña de moda

¿ En que consiste un shooting de moda ?

Pues bien, los shootings de moda llevan detrás un trabajo de muchos días y muchas horas. Para empezar, deberá plasmarse en un brief toda la información sobre lo que se desea comunicar a través de la imagen que se creará.

¿Cómo empezamos?

Por la inspiración para el estilismo, partiendo de una idea inicial a través de álbumes de recortes o paneles de inspiración utilizando páginas de revistas, textos, imágenes, bocetos, objetos y tejidos que ilustren el estado de ánimo o el concepto para las prendas, los accesorios, la peluquería, el maquillaje y el atrezzo, junto con otras imágenes escogidas por su color, textura o elementos gráficos.

Continuaremos con la elección del/la modelo, la localización, la búsqueda de prendas, atrezzo, escenografía y, para terminar, la producción de fotos.

Texturas, luz, color y objetos para jugar e interactuar con los/as modelos. Son elementos que aportan una localización, un espacio.

Cabe destacar que, para la localización, los hoteles de moda, las casas señoriales, la vía pública, galería, exteriores, museos y calles emblemáticas son perfectos. Desde entonces, las localizaciones han servido para contar historias, resaltar los diseños e inspirar la composición de fotógrafos y modelos. Espontaneidad, líneas arquitectónicas, luz natural, sombras imposibles y misterio pueden ser algunos de los alicientes para salir del estudio y probar nuevos espacios. 

En MeLoc podéis encontrar espacios de particulares para sesiones de fotos/vídeo.  Se pueden alquilar todo tipo de localizaciones adaptadas a vuestro presupuesto … os dejamos con algunas de nuestras favoritas.   

 

¿ Con qué tipo de profesionales he de trabajar para realizar una campaña de moda ?

Las personas que intervienen en una producción de fotos son el/la fotógrafo/a, modelo, maquillaje, peluquería, estilista y asistentes.

La moda nos representa, grita al resto de personas cómo somos; es la mejor forma de expresarnos que tenemos (esa primera impresión) y por ello un editorial de moda va más allá de una simple sesión de fotos. De igual forma, es necesario un grupo de profesionales que desarrollen las siguientes fases:

1) PRODUCCIÓN: alguien ha de encargarse de crear el concepto, de buscar el lugar apropiado para realizar ese editorial de moda, escoger a los/as modelos y conseguir todo lo necesario para que los resultados sean los mejores.

2) ESTILISMO: aunque el/la productor/a ha creado el concepto y se ha encargado de adquirir las piezas necesarias, otra persona ha de trabajar para que los looks sean bonitos, armónicos y diferentes, además de asegurarse de que sean en base a las tendencias actuales.

3) MAQUILLAJE/PELUQUERÍA: por supuesto, no pueden faltar si hablamos de moda, así que tiene que haber al menos una persona que se encargue de estas dos funciones, aunque en términos profesionales estaríamos hablando de dos personas diferentes.

4) FOTOGRAFÍA: puesto que el editorial de moda se basa en la fotografía, el/la fotógrafo/a es indispensable, pero por supuesto hablamos de alguien que sepa jugar con los ángulos, los colores, la luz, etc. Pero no solo eso, sino que ha de transmitir esa idea que se definió desde producción en un principio; es quien se encarga de que el concepto inicial se vea reflejado en las fotografías. 

5) EDICIÓN DE IMAGEN: en la era digital es muy importante esa etapa de posproducción en la que se analizan las fotografías frente al ordenador y se editan ciertos detalles para que las fotos sea perfecta: corrección de encuadramiento, resalte o bajada de luz y color, algún retoque al/la modelo, retirada de objetos inadecuados, etc. 

Deja una respuesta