Re-Barcelona 2019: cumbre de la moda sostenible

Por 02/12/2019Moda

La moda sostenible y los modelos de negocio más éticos tomaron todo el protagonismo el pasado 29 y 30 de noviembre en Barcelona con la primera edición del certamen Re-Barcelona Sustainable Fashion Global Event, la cita principal de la moda eco a nivel internacional. Durante dos jornadas, la Ciudad Condal acogió a los principales actores de la industria de la moda en un evento pensado para ser espacio de discusión y debate con la sostenibilidad como eje vertebrador.

El primer día de este evento, organizado por Moda Sostenible Barcelona, estuvo dedicado al Re-Barcelona Sustainable Fashion Summit, con ponencias de más de 30 directivos del sector, accesible únicamente mediante entrada. Destacaron nombres como Marie-Claire Daveu, directora de sostenibilidad de Kering, quien inició la ronda de conferencias; François-Ghislain Morillion fundador de la marca de zapatos Veja, o Manel Subirats de Greendyes Research Lab, empresa de tintes textiles naturales. Además, también tuvieron su espacio compañías comprometidas con el medio ambiente como Ecoalf o Nextil entre otras.

Paralelamente, Re-Barcelona 2019 ofreció el Open Space de libre acceso hasta el día siguiente, un área abierta al público con expositores de organizaciones como Reimagine Textile, la marca Killing Weekend o OCCMarket, así como charlas, presentaciones y talleres que invitaban a reflexionar sobre el futuro de la industria de la moda y qué pasos tomar hacia la sostenibilidad.

Desde MATCH MODE, tuvimos la oportunidad de formar parte de una de las 4 mesas redondas del evento, concretamente la que trató sobre los nuevos modelos de negocio más sostenibles y éticos. Junto con la start-up de fashion renting Pislow, expusimos las ventajas de dos modelos de negocio que suponen un gran cambio respecto a la manera de trabajar en el sector de la moda. El encargado de moderar la mesa redonda fue Ignasi Eiriz, fundador y CEO de la app Ethical Time, la primera plataforma de compra de ropa sostenible a nivel estatal.

Por un lado, Pislow remarcó la importancia del alquiler de prendas como medida para reutilizar y amortizar mejor la compra de ropa (de la más básica a la más premium), reduciendo así el consumo masivo. Por nuestra parte, dimos a conocer el funcionamiento de nuestra plataforma y comunidad, presentando las oportunidades así como las barreras que pueden haber a nivel digital cuando nos referimos al trabajo en remoto, la forma de trabajar que ya hoy en día tiene mucha fuerza, pero que será predominante en el futuro no muy lejano. 

Ambos modelos de negocio suponen, sin duda, un cambio de mentalidad, ya que al fin y al cabo aquello sostenible no debe ser solo el producto resultante, sino concienciar de que lo ético y responsable tiene que empezar por las personas que trabajan para conseguir que una prenda sea una realidad.

Deja una respuesta