La flexibilidad laboral, el tipo de contrato y el compañerismo, se han convertido en los más deseados a la hora de buscar empleo. Así son los nuevos modelos laborales que irán ganando terreno.

 

Al hablar de trabajo, se podría decir que existe una jerarquía de necesidades que indica la satisfacción laboral.  Esta ha ido cambiando con el paso del tiempo y las circunstancias de cada momento. Tras la pandemia, está claro que las prioridades de los trabajadores han cambiado. Lo que antes era primordial puede que ahora ya no sea la prioridad número 1. 

Según una encuesta realizada por InfoJobs en 2022, La pirámide de empleo: las necesidades laborales de los profesionales españoles, se han obtenido una serie de resultados bastante interesantes.

 

Teniendo en cuenta su pirámide de Maslow, existen 5 niveles de necesidades:

 

Las básicas (alimentación y descanso)

Las de seguridad (salud, trabajo y vivienda)

Afiliación (relaciones y afecto)

Reconocimiento (valoración personal, dignidad, etc.) 

Autorrealización (crecimiento personal)

Fuente: José Facchin

Haciendo una comparación de esta pirámide con las necesidades laborales, las 5 necesidades  más valoradas en un trabajo a día de hoy  son:

 

  1. La autorrealización, que obtiene un 52%. Esto se refiere a  la  vocación,la predisposición a tener un plan de carrera y poder llevarlo a cabo. También es la capacidad de ascenso, la formación dentro de la empresa, o la cultura empresarial en temas sociales. 
  2. La necesidad de reconocimiento y confianza, con un 73%. Abarca las perspectivas de crecimiento y desarrollo profesional. En este sentido los encuestados valoran fuertemente la flexibilidad, el teletrabajo y el reconocimiento de su trabajo.
  3. La afiliación, que tiene en cuenta las necesidades interpersonales y de comunicación, así como el sentimiento de pertenencia. Este obtiene un 54%, teniendo en cuenta sobre todo el compañerismo, o si la empresa cuida a sus trabajadores.
  4. La necesidad de seguridad, con un 73%.  Incluye aspectos que proporcionan tranquilidad y estabilidad laboral Por otro lado, los que son  más emocionales, como la sensación de pérdida de empleo o recortes de personal. También valoran el tipo de contrato y de jornada, el seguro médico y  beneficios sociales.
  5. Las necesidades básicas (salario, horario o contrato) obtienen un 54%. En este caso valoran sobre todo la cercanía al puesto de trabajo, el salario fijo o variable y los días extra de vacaciones.

 

Está claro que tras la pandemia la forma de ver las cosas ha cambiado mucho, y con ella las prioridades de cada uno. 

Si eres freelance y quieres ofrecer tus servicios o buscar colaboradores, regístrate gratuitamente en nuestra plataforma y descubre los mejores proyectos para tí.

Si tienes un proyecto en mente, y estás buscando talento freelance regístrate gratuitamente y descubre los mejores profesionales.

 

También puedes leer las noticias en las que se ha basado este post a continuación:

Lo más valorado en un trabajo ahora no es el sueldo

Deja una respuesta