A día de hoy ya no es discutible: las redes sociales son una herramienta esencial para las empresas. Tener una presencia online te aporta muchos beneficios, como tener más engagement por parte de tu público, la posibilidad de mejorar la lealtad de tus clientes hacia tu marca y que tengan una mejor experiencia cuando interactúen contigo.

Si vas a lanzar una nueva campaña próximamente, aquí te dejamos algunos consejos para sacar el máximo partido a tus redes, con ejemplos de cómo les han funcionado a otras marcas de moda. Pero, antes de empezar, hay que tener en cuenta lo siguiente: “one size does not fit all”. Todas las marcas son diferentes, por lo que la misma fórmula no funcionará para todos. Dependiendo en cada uno y lo que queremos contar, podemos utilizar unas herramientas u otras.

Lo primero: ten claro qué imagen de marca quieres dar. Con las redes sociales existe la suerte que nosotros mismos elegimos qué colgar y qué exponer, y eso hay que aprovecharlo. Cada marca tiene su propia personalidad e historia que contar, porque es totalmente única. En esta misma línea, también debemos saber a quién nos estamos dirigiendo. El contenido debe tener en cuenta a nuestro público; tenemos que saber que lo entenderán, generará interés y lo recibirán bien.

La gran mayoría de las marcas hacen esto correctamente, pero como ejemplo hemos elegido compartir el perfil de Instagram de Zara. Es una marca muy accesible y asequible, y su público son personas con mucho interés en la moda, aunque sin el presupuesto más grande. Las fotografías del feed de Zara lo reflejan perfectamente: parecen de una marca de gama alta pero no tiene precios altos, por lo que está muy bien dirigido a sus compradores.

En cuanto a los hashtags, es muy útil usarlos y hay varias maneras de hacerlo. La más habitual es usar algunos que estén relacionados con lo que estamos colgando, o también buscar los “días de” y colgar posts relacionados. Pero, si queremos utilizarlos de una manera menos tradicional, nos podemos fijar en Marc Jacobs. Una de sus primeras campañas usando hashtags fue para buscar modelos en su desfile de Otoño/Invierno 2014, con #CastMeMarc. Recibió una participación de 70.000 personas, y la siguiente vez repitió para encontrar una nueva vlogger de belleza para la marca.

Un segundo ejemplo, aún más único: para la inauguración de su colección de fragancias Daisy creó una tweet shop, la primera pop-up que funcionaba con “moneda digital”. Los asistentes a la tienda podían comprar elementos de la colección usando como moneda sus posts en Instagram y Twitter. Compartiendo el hashtag #MJDAISYCHAIN se podían conseguir regalos de la colección, pero para el contenido más creativo se podían llegar a recibir incluso maquillaje o bolsos de la marca.

Aprovecha el user-generated content (UGC). Si no sabes lo que es, se trata de una gran herramienta: el contenido que generan tus seguidores. Usarlo en tus redes puede ser de mucha ayuda, porque crea lealtad y se da una imagen de marca más involucrada con sus seguidores. Para seguir la pista de lo que cuelguen tus clientes sobre ti, crea un hashtag que podrás seguir. Un ejemplo de esto es el que tiene ASOS con su #AsSeenOnMe, un juego de palabras sobre el nombre de la empresa (As Seen On Screen). Con esto, cada vez que un cliente recibe un pedido puede colgar una foto con esta etiqueta y ASOS la puede compartir en su perfil o darle like. Además, ellos lo llevan incluso más lejos: tienen perfiles de Instagram dedicados especialmente a sus insiders, una especie de influencers exclusivos suyos.

Otra marca que basa mucho de su contenido en UGC es Glossier. Tiene una imagen muy pensada y coherente: el packaging combina con la web y también con las publicaciones en redes sociales. Para los usuarios de sus productos, tan solo hace falta que etiqueten a Glossier en su foto para poder formar parte de su feed.

No pases por alto a los influencers. El influencer marketing está en auge ahora mismo. Según Launchmetrics, de 600 encuestados, un 78% había usado este tipo de marketing en 2017, comparado con el 65% del año anterior. Los instagrammers pueden ser una gran aportación a tu marca: te exponen a un público totalmente nuevo, generas confianza gracias a su base de seguidores y, si ellos crean su propio contenido, recibes fotografías de una cara conocida que puedes publicar tú. En el caso de contratar influencers que tengan su propio blog y no solo un perfil de Instagram, también existe la ventaja de que ganas beneficios en cuanto a SEO.

Ponemos por ejemplo dos marcas de cosmética: Becca y NYX. La primera siempre se ha basado en una estrategia de marketing online, pero su boom llegó cuando colaboró con la youtuber Jaclyn Hill. El producto que crearon rompió los récords de venta en Sephora y lanzó a la marca a otro nivel, hasta el punto en que Estée Lauder la compró en 2016.

En el caso de NYX, sus tiendas físicas están llenas de fotografías de influencers con las que ha colaborado y su web es el mismo caso: lo primero que se ve son quienes han participado en concursos de la marca y hacen algo parecido a ASOS y Glossier: si publicas una fotografía y etiquetas a NYX, es posible que te la publiquen. Además, des del 2009 organizan los NYX Face Awards, una competición donde buscan a la siguiente gran vlogger de belleza mediante diferentes desafíos, todo online. Entre los pasados ganadores está el maquillador Patrick Star, que actualmente tiene 4,6 millones de seguidores en Instagram y 267.128.213 visualizaciones en YouTube.

Plantéate usar más los vídeos. Según Launchmetrics, para el 2019 se prevé que un 80% del tráfico web que venga solamente de vídeos. Además, también es más probable que alguien se fíe y compre un producto si lo ha visto en vídeo. Si quieres inspiración o ideas de cómo puede ser un vídeo para tu campaña, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre los fashion films.

Y recuerda, le puedes sacar provecho a cada plataforma de manera diferente: en Facebook se lee más, en Instagram lucen las imágenes y en Twitter puedes tener una interacción más personal con tus seguidores. Lo más importante es mantener un aspecto consistente en todo lo que hagas, y conseguir hacerlo creando contenido y campañas únicos que llamen la atención es el objetivo principal.

Deja una respuesta