El negocio de la moda demanda expertos actualizados, bien informados, dinámicos y con ideas claras sobre el proceso de producción de prendas.

Con mucha frecuencia, encontramos en la moda y la confección profesionales especializados en determinadas áreas, competentes y respetados, pero que no siempre están empapados en las etapas y actividades que ocurren antes y después de lo que directamente les corresponde atender. En muchos casos ignoran que el desconocimiento de lo que antecede o sigue en el proceso puede llegar a comprometer seriamente los resultados.

Ejemplos de lo anterior son los diseñadores que no están familiarizados con el patronaje. Para estos profesionales es fundamental conocerlo bien si quieren ampliar los alcances y posibilidades de sus creaciones evitando inviabilidades técnicas, como cuando un diseñador proyecta cortes o efectos que son imposibles de realizar o modelos que ocasionan procesos tan complejos que al final resultan demasiado costosos.

Dentro del proceso de producción el diseñador es relacionado con la parte creativa mientras el patronista más con la parte tecnica.  En virtud de esto…

¿ Una sola persona puede desarrollar ambas  tareas ? 

Saber de patronaje conlleva conocer a fondo los materiales y sus características. Implica además dominio de la ergonomía, fisiología y comportamiento del cuerpo humano.

El diseñador que entiende todo esto puede proponer más efectos, crear nuevas formas y encontrar soluciones innovadoras, evitando, al mismo tiempo, el retrabajo y favoreciendo la fluidez y rentabilidad del proceso de creación. Al final, todo lo anterior se reflejará positivamente en la experiencia del cliente y en su percepción de valor en relación con el producto.

Los diseñadores de moda funcionan de diversas maneras en el diseño y accesorios de la ropa, debido al tiempo requerido para llevar una prenda de vestir en el mercado ya veces tienen que predecir los gustos cambiantes de los consumidores. Conceptualizan, diseñan y confeccionan prendas de vestir y accesorios, tales como joyería o bisutería y carteras, para la industria del cine, el teatro, videos, modelaje y comercios al por menor.

A pesar de las restricciones que imponen la rapidez y agilidad que definen la producción hoy día, un buen profesional siempre busca soluciones que agreguen valor a su trabajo, como el patronaje aquí descrito y el patronaje en computadora.

La moda permite experimentar bastante y buscar los medios para llevarlas a cabo,  delimita el éxito y la competencia de los profesionales. A pesar de que la industria  muchas veces impide experimentar más a fondo las posibilidades que la moda brinda debido a la rapidez y agilidad exigida para producir,  un buen profesional siempre busca soluciones que agreguen valor a su trabajo. Esta es apenas una de las estrategias utilizadas por el personal creativo.

 

 

 

 

Deja una respuesta