Hoy 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, el cual se lleva conmemorando desde 1978.

Teniendo esto en cuenta, hoy queremos hablar sobre el impacto que ha tenido el teletrabajo en nuestro entorno. 

Como podemos recordar, aquellos meses de cuarentena causaron estragos económicamente. Sin embargo, benefició significativamente a la naturaleza. Al no poder salir de casa, no quedó más remedio que teletrabajar. Esto supuso, el descenso de la cantidad de desplazamientos. A causa de esto último, se redujo la cantidad de gases contaminantes emitidos a la atmósfera. En ciudades grandes como Barcelona y Madrid, los niveles de CO2 se redujeron hasta un 75% respecto a su nivel habitual. 

A día de hoy, muchos de nosotros no hemos vuelto a la oficina por  las comodidades que trae el trabajar desde casa.  Además, tener en cuenta la contribución que se está haciendo con el medio ambiente. Sin embargo, otros muchos han tenido que acudir y volver con su rutina habitual.

Pero ¿realmente es necesario volver al trabajo presencial en todos los sectores?

Jessica Nieto (2020), apunta que “Un 40% del teletrabajo dos días a la semana ahorraría tres millones de toneladas de gases contaminantes». Teniendo en cuenta los datos de Marzo 2020, está claro que es una forma de trabajo alternativa. Este modelo de trabajo puede causar más beneficios que daños medioambientalmente hablando. Se trata de un modelo de trabajo que actualmente está presente en más del 34% de la población con respecto a los años anteriores a la pandemia. No parece ser que cambie en un futuro cercano, ya forma parte de la nueva normalidad. 

Como bien dice Ramón Pueyo, «Las ciudades deberán pensar en cómo aprovechar en favor del medio ambiente. Tener en cuenta los cambios que la pandemia va a provocar en nuestro modo de vivir y de trabajar».

 

Regístrate gratuitamente en nuestra plataforma y descubre a la comunidad de talentos.

Deja una respuesta