El Coolhunting es una profesión que ha sufrido un aumento en popularidad los últimos años, pero ¿por qué? ¿Para una empresa es realmente tan valioso tener la opinión de un outsider sobre las tendencias de su sector?

Hoy hablamos con Clara: freelancer de MATCH MODE (Cncontent), redactora de moda y Coolhunter, para que nos cuente qué hace en su profesión, qué aporta a las marcas que contratan sus servicios y qué tendencias hay que tener en cuenta ahora mismo.

 

¿Qué trabajo hace exactamente un/a coolhunter?

En contra de lo que muchos pueden pensar, el Coolhunting no es sólo una profesión centrada en investigar o pronosticar tendencias en Moda, sino que puede aplicarse en todos los ámbitos y sectores profesionales. La misión verdadera del Coolhunter es, o debería ser, observar y escuchar la sociedad que nos rodea y a sus habitantes de otra manera para descubrir hoy lo que vendrá mañana, saber qué es lo que quieren los consumidores y ayudar a las empresas a saber cómo conectar más y mejor con sus clientes. Según mi propia experiencia como Coolhunter desde hace 10 años, “el secreto no es ver más, sino mirar diferente y entender los porqués”.

¿Qué tienes que tener para ser coolhunter?

Dicen que “un Coolhunter nace, y no se hace”. Sea cierto o no, idealmente un Coolhunter debería ser alguien innatamente curioso, con ganas de saber siempre más y en constante búsqueda de información nueva. Alguien con intuición y que sepa leer entre líneas (porque al final lo importante no es el qué sino el cómo). También debería ser alguien con mente abierta, con idiomas, que viaje constantemente para conocer el mundo, que le guste patearse las calles y hablar con TODO tipo de gente. ¡La inspiración más grande suele venir de la calle, de las personas! Y a nivel de conocimientos…

Además de estudiar Coolhunting, es importante saber comunicar y traducir las investigaciones de una forma entendible para el público, por eso estudiar periodismo o comunicación siempre ayuda. La Sociología y Psicología son también carreras que pueden ayudarnos mucho a entender cómo funciona nuestra sociedad y sus habitantes, sobretodo cuando hacemos estudio del consumidor. Por último, yo creo mucho en la especialización; y si por ejemplo alguien desea convertirse en Coolhunter de moda, en mi opinión es indispensable que estudie Moda (aunque parezca obvio) para después poder trabajar con propiedad y conocimiento de causa.

¿Qué le aporta a una marca de moda trabajar con un/a coolhunter?
¿Qué beneficios has visto en alguno de tus clientes después de trabajar contigo?

Principalmente, conseguir información que la marca por sí sola no puede o no tiene tiempo de encontrar. Adelantarse al futuro gracias al pronóstico de tendencias y saber con anterioridad qué quieren sus consumidores. Y, sobre todo, ayudarles a saber cómo conectar más y mejor con sus clientes, gracias a nuestras investigaciones, estudios específicos y también un poquito de intuición.

En general, el feedback que recibo de todas las empresas que he trabajado como Coolhunter, es que gracias a mi trabajo consiguen ponerse más al día y estar más y mejor informados de la realidad que a ellos les interesa. Además, pueden abarcar algunas de las necesidades de su empresa de una forma más teórica y creativa.

¿Has visto un crecimiento en la tendencia de contratar freelancers en el mundo de la moda?

Sin duda. Y de hecho creo que cada vez será más frecuente, si tenemos en cuenta que cada vez hay más profesiones “nuevas” que dan mejores resultados al cliente si el freelance trabaja por proyecto y no de forma indefinida. Además, a nivel de inspiración es mejor, cuanta más libertad tenga el freelance más creativo podrá ser con el proyecto. Y, por supuesto, trabajar con profesionales diferentes puede ser muy enriquecedor.

Para una marca de moda, ¿cuánto de importante es estar presente en el mundo online?

Si tenemos en cuenta cómo funciona hoy el mundo diría que es vital, pero depende de su estrategia la marca no debería olvidar tampoco el canal offline, sino más bien mejorarlo y crear más experiencia también (pero no solamente) con la ayuda de las nuevas tecnologías. Además, como ya sabemos, el canal online te permite llegar a más gente y a más lugares del mundo. Pero, como siempre digo, todo depende de la estrategia y valores de cada marca.

Ahora mismo, ¿qué tendencias tienen que tener en cuentas las empresas para estar al día?

El tema del Delivery cada vez más rápido es algo que está sobre la mesa. También la personalización, especialización y, súper interesante, el intercambio. Ahí lo dejo 😉

¿Cómo ves el futuro de esta profesión?

¿Sinceramente? Apasionante.

 

Deja una respuesta