En 2025,  la mitad de la población formará parte del mundo freelance.

Pero, ¿cómo brillar en un cielo con tantas estrellas?

 

Aquí te dejamos algunos consejos para hacer que tu perfil destaque sobre el resto.

 

Tener un título llamativo. 

Lo más importante siempre es la primera impresión. Por esto debes escoger un título que represente tus servicios de la forma más clara posible. Debe ser breve y sencillo, en el que puedes añadir diferentes factores como tu experiencia o la especialidad en la que trabajas. 

Escoger tu foto profesional.

Debe ser reciente y profesional. Procura que sea una foto en la que se te vea bien, con mucha luz y claridad. Este paso es el que permite que los clientes pongan cara a la persona detrás de toda esa formación y experiencia laboral.  

Formación y experiencia.

 Destaca las escuelas en las que estudiaste y los proyectos que has desarrollado anteriormente. Todos esos datos sumarán puntos a tu perfil. Además,permitirán que los clientes conozcan más sobre tí y tu contexto profesional. Puedes destacar también otro tipo de habilidades como idiomas que hablas, competencias relacionadas con tu sector o incluso formaciones adicionales que no tengan que ver con tu trabajo. 

Disponer de un buen portafolio.

Debes tener un buen portafolio que recoja todos tus proyectos, tus aptitudes y de lo que eres capaz. Este portafolio no necesariamente debe ser físico, muchos optan por crear su propia página en la que exponen sus trabajos de manera digital. Esta suele ser una mejor opción ya que permite a los clientes acceder a él con facilidad. Un ejemplo de un buen portafolio es aquel que plasme tu personalidad, que sea claro y fácil de entender, que sea original y transmita un mensaje claro de cómo es tu forma de trabajar y te represente. 

Formación continua.

 Estar actualizado en tu campo es lo que hará que destaques ante los demás. A día de hoy, existen muchas oportunidades de formación continua que permiten seguir adquiriendo conocimientos y habilidades además de mejorar las que ya se tienen.  

Referencias de clientes anteriores.

Son una parte fundamental ya que permiten al nuevo cliente conocer si tu perfil es el adecuado para su proyecto. Esto les permite conocer cómo has trabajado anteriormente y la experiencia que les has brindado con tus servicios. 

Exposición en redes. 

La imagen que das y muestras al mundo online es otro factor a tener en cuenta. El objetivo es crear contenido llamativo y que interese a los demás, demostrando tus habilidades y el talento que tienes. 

Con estas 7 claves ya cuentas con las herramientas necesarias para poder destacar ante el resto de freelancers. 

Puedes leer la noticia en la que se ha basado este post aquí.

Deja una respuesta